¿Cuánto cuesta mantener una casa? Resumen de gastos.

¿Estas pensando en comprar una casa? Si es así lo que te inquieta ahora, además del precio de la vivienda, son los gastos que tendrás en el futuro. En definitiva, te preguntas ¿cuánto cuesta mantener una casa?.

Te explicamos hoy todos los gastos que supone ser propietario de una casa. Desde los más grandes a los pequeños detalles. Así podrás hacer tu previsión de fondos para afrontar los gastos que suponen ser propietario de una casa.

Gastos fijos mensuales de una casa

Lo importante para tener en cuenta son los gastos fijos mensuales de una casa. Suelen ser los de mayor cantidad y además al ser mensuales supondrá un mayor desembolso anual. También es cierto que son los gastos que más fácilmente podemos tener en cuenta.

Los gastos fijos mensuales de una casa se pueden resumir en:

  • Hipoteca. Es sin duda el gasto más grande. Además, es un gasto que suele ser para bastante tiempo. Obviamente el coste de la hipoteca depende de lo que hayas firmado en su momento. También dependerá mucho las posibles revalorizaciones de la hipoteca a lo largo del tiempo.
    Se recomienda que el gasto de la hipoteca mensual no supere el 30% de los ingresos totales de la unidad familiar. Aunque eso es algo difícil de cumplir hoy en día.
    En cualquier caso, si ya el banco te ha concedido la hipoteca eso significaría que podrás pagarla sin problemas. Al menos eso es lo debería ser en la teoría. Los bancos antes de conceder un préstamo hipotecario analizan la solvencia del comprador.
  • Comunidad. La cuota de la comunidad es otro gasto para toda la vida de la vivienda. Esta cuota también varía mucho de unas comunidades a otras, aunque el gasto medio en España es de unos 50 euros mensuales.
    Bien es cierto que hablamos de una cuota media, en comunidades modernas con plaza de aparcamiento, piscina, portero… este gasto suele ser mayor. Se calcula en función de los metros cuadrados de la vivienda. Si tu casa es más grande que la de tus vecinos de la misma comunidad te tocará pagar más cada mes.
    Debes tener en cuenta que la cuantía de la cuota variará con el tiempo y, por lo general, al alza. La cuantía de la cuota de la comunidad depende de varios factores. Por lo general se encarecerá más si la comunidad tiene: ascensores (si tiene varios aumentará) piscina, empleados (portería, limpieza, etc.) o plazas de aparcamiento, por citar algunos casos. También puede variar de manera puntual o circunstancial en el caso de derramas por obras de reforma o mantenimiento.
    Obviamente los gastos compartidos implicarán menor gasto mensual dependiendo del número de vecinos en el edificio.
  • Suministros. Los suministros principales son: electricidad, agua, teléfono e internet y gas. En el caso de algunas comunidades el gasto del agua va incluido dentro de la cuota de la Comunidad al tener un contador comunitario. Puede haber otros gastos como servicios de limpieza, alarma de seguridad, etc. Depende de las compañías con las que contrates tus servicios. Pero de manera general estos gastos suelen rondar en global sobre los 180-200 euros mensuales (hablamos de los básicos de gas, electricidad, agua y teléfono.

Gastos anuales y ocasionales de una casa

  • IBI, Impuesto de Bienes Inmuebles. Se trata del principal impuesto a pagar y está regulado por los Ayuntamientos. Es un impuesto que se cobra a todos los propietarios tanto de viviendas como de locales, garajes, etc. La cuantía depende del valor catastral del inmueble y eso depende de los metros cuadrados que tenga. De media en España se pagan unos 500 euros de IBI anual. Aunque varía mucho entre ciudades.
  • Tasas municipales (basura). Los impuestos habituales están gestionados por los Ayuntamientos. El más habitual es la llamada tasa de basura que se cobra para sufragar los gastos de las recogidas de residuos en el municipio. En algunas ciudades este impuesto se incluye en el IBI directamente. De media en España esta tasa de basuras se eleva hasta los 100 euros anuales.
  • Seguros (hogar). El principal seguro es el del hogar. Recomendable tenerlo y en algunos casos obligatorio. Es el seguro que nos cubre ante desperfectos y averías y daños a terceros. Depende la compañía aseguradora donde la contratemos, pero de media suele estar en unos 200-250 euros anuales.
  • Derramas comunitarias. Estos gastos son ocasionales y dependen de la comunidad de propietarios. Se pueden dar, principalmente por averías o reformas dentro de la comunidad. También suele variar la forma de pago. Si las derramas son pequeñas normalmente se establece un único pago. Si se trata de derramas más costosas se suelen establecer modalidades de pago más espaciadas o aumento temporal de la cuota de la comunidad.

Cuidado con los pequeños gastos del hogar

Como has podido ver muchos de esos gastos no son fácilmente predecibles antes de la compra de la vivienda. Otros, aunque sí pueden ser previstos no es una decisión voluntaria. Por ejemplo, no elegimos vivir en una u otra ciudad porque tenga unos impuestos más bajos. Piensa además que, aunque decidieras ir a una ciudad en concreto porque sus impuestos municipales sean más bajos esto puede cambiar con el tiempo.

Otros gastos dependen mucho de la negociación o de saber buscar las mejores ofertas. Tal es el caso del seguro del hogar, los suministros e incluso el propio crédito hipotecario. Nuestra recomendación es que no subestimes ningún gasto. Por pequeño que sea un gasto mensual a lo largo de varios años supone un gasto extra importante o un gran ahorro. Analiza las ofertas y busca la que mejor satisfaga tus necesidades con el mejor precio posible.

Confiamos en que este pequeño resumen de los gastos fijos mensuales, los gastos anuales y los posibles gastos esporádicos te sirva para hacer una previsión acertada. Con esta tabla podrás hacer una previsión más o menos acertada de lo que te supondrá ser propietario de una vivienda.