Referencia catastral, ¿qué es y para qué sirve?
papeles que contienen la referencia catastral de una vivienda

Referencia catastral, ¿qué es y para qué sirve?

Existen muchas dudas sobre la referencia catastral. Para qué sirve, cuándo es necesaria, en qué casos es obligatoria, cuando no es necesaria, cómo se lee o exactamente en qué consiste. En Patrimi.com aclaramos todas las posibles dudas que puedas tener sobre la referencia catastral, para que conozcas cuáles son las exigencias legales, cómo repercute sobre el inmueble y en qué situaciones se nos exigirá tener la referencia catastral.
También aclararemos las diferencias de identificación, dentro del Catastro, entre un inmueble rústico y un inmueble urbano. O qué documentos son los válidos para acreditar una referencia catastral.

CONOCE EL VALOR DE TU VIVIENDA

La referencia catastral es el identificador oficial y obligatorio para todos los bienes inmuebles. El Catastro asigna a todos los inmuebles una única referencia catastral para ubicar cualquier inmueble, sin equivocaciones, sobre la cartografía catastral. Es el DNI de las personas aplicado a las construcciones. La referencia catastral está formada por veinte caracteres alfanuméricos (letras y números). Y dentro de la estructura de la referencia catastral, los 20 caracteres se agrupan según se trate de un inmueble en suelo rústico o de un inmueble en suelo urbano:

Referencia catastral rústica

  • La provincia: los dos primeros dígitos.
  • El municipio: los tres siguientes dígitos.
  • El sector: el siguiente carácter, que apunta el agregado, o a la zona de concentración parcelaria, si corresponde.
  • El polígono: el término municipal se divide en polígonos, según la homogeneidad de los cultivos que contenga, la existencia de algún accidente geográfico, o similar. Se identifica con los tres siguientes caracteres.
  • La parcela: dentro del polígono afectado, necesita los siguientes cinco caracteres para identificarse correctamente.
  • Caracteres de control: los dos últimos caracteres, que llegarán a la cifra de veinte caracteres para la referencia catastral, son de control. Permiten al sistema de identificación comprobar si los dieciocho caracteres anteriores son correctos, detectando posibles errores de identificación y, en su caso, impidiendo que puedan introducirse en el sistema datos de identificación erróneos.

Referencia catastral urbana

Igual que la referencia catastral rústica, también contiene veinte caracteres, pero se agrupan de manera diferente e identifican conceptos distintos.
  • La finca o la parcela: los primeros siete caracteres de la referencia catastral del inmueble urbano.
  • La hoja del plano: los siguientes siete caracteres identifican la hoja del plano donde se ubica el inmueble a identificar.
  • Identificación del inmueble dentro de la finca: utiliza los siguientes cuatro dígitos.
  • Caracteres de control: al igual que en la referencia catastral de un inmueble en suelo rústico, se corresponden con los dos últimos caracteres. Tienen la misma función: detectar, comprobar e impedir posibles errores en la identificación.

ENCUENTRA TU NUEVA VIVIENDA 

Para qué sirve la referencia catastral

La referencia catastral sirve para localizar cualquier bien inmueble, cualquier construcción legal, sobre la cartografía catastral. Permite identificar de manera fehaciente de qué inmueble se trata, dónde se ubica la edificación, y evitar confusiones entre unos bienes y otros en las operaciones de compraventa de inmuebles, reparto de los bienes de una herencia, posibles donaciones en vida, etcétera.

La referencia catastral otorga una mayor seguridad jurídica a las personas o entidades jurídicas que participen en contratos sobre bienes inmuebles. Para la administración pública es una herramienta añadida para evitar el posible fraude dentro del sector inmobiliario.

Cuando es obligatoria la referencia catastral, y cuando no

En el Real Decreto Legislativo 1/2004, de 5 de marzo, se aprueba el texto refundido de la Ley del Catastro Inmobiliario. En esta ley se exige que la referencia catastral debe aparecer en toda la documentación donde el inmueble esté involucrado en operaciones económicas o sufra repercusiones tributarias.

En concreto, la referencia catastral debe incluirse en los siguientes documentos cuando afectan a bienes inmuebles:

  • En el Registro de la Propiedad.
  • En los expedientes y resoluciones administrativas.
  • En los documentos donde se reflejen hechos, actos o negocios de trascendencia real relativos al dominio y a los demás derechos reales.
  • En los instrumentos públicos, en los mandamientos judiciales y en las resoluciones de los juzgados.
  • En los documentos que recojan cualquier modificación del orden físico, jurídico o económico del bien inmueble afectado. Por declaraciones tributarias, por proyectos técnicos elaborados por un arquitecto, por certificaciones de fin de obra, etcétera.
  • En los contratos de arrendamiento de bienes inmuebles, y también en los contratos de cesión por cualquier título del uso de la construcción.
  • En los contratos de suministro de energía eléctrica.
  • También en documentos de carácter privado que tengan por motivo el bien inmueble.

La referencia catastral no es obligatoria en los siguientes casos:

  • En los procedimientos de aplazamiento o fraccionamiento del pago de los tributos.
  • En los procedimientos de investigación, comprobación y liquidación tributaria.
  • En los actos administrativos donde se asuman, o se cancelen, medidas para asegurar el cobro de deudas contraídas de derecho público, como puedan ser los impuestos.
  • En los documentos que recojan cancelaciones de derechos reales de garantía, como por ejemplo son las hipotecas.
  • En las anotaciones que practica el Registro de la Propiedad para cumplir y ejecutar una resolución judicial, o una resolución administrativa, que se dicte en un procedimiento de apremio.

Documentos que acreditan la referencia catastral

Cualquier documento no es válido para acreditar la referencia catastral de un inmueble. Es necesario obtener un certificado oficial, emitido por la administración pública, siendo válidos cualquiera de los siguientes:

  • Certificación Catastral, en formato electrónico, obtenida online a través de la Sede Electrónica del Catastro.
  • Certificado del Catastro emitido por alguna de sus gerencias, reconocida oficialmente.
  • El último recibo que justifique el pago del Impuesto sobre los Bienes Inmuebles (IBI), cuya recaudación ha sido transferida a la administración municipal.
  • Un certificado oficial emitido por el Ayuntamiento, donde en su ámbito municipal se ubica el bien inmueble sobre el que necesitamos la certificación catastral.
  • Las escrituras públicas de la propiedad, donde conste la referencia catastral o se incluya la información necesaria del Registro de la Propiedad.

BUEN CLIMA Y PLAYAS LIMPIAS Y TRANQUILAS

Deja un comentario

Cerrar menú